Era asi­ como estaba paseando por la sesion sobre carteles cientificos de el congreso sobre la comunidad de Neurociencia, en Washington, D

Era asi­ como estaba paseando por la sesion sobre carteles cientificos de el congreso sobre la comunidad de Neurociencia, en Washington, D

Quiza -como a demasiadas otras individuos- te sorprende que se estudie con ratas

C. Soy bioquimico desplazandolo hacia el pelo empece mi doctorado en genetica, No obstante lo abandone permite debido a mas sobre diez anos de vida de dedicarme exclusivamente a la difusion sobre la ciencia. ?Por que? En pieza por motivo de que En Caso De Que hubiera sido investigador, en ese congreso sobre neurociencia me habria dedicado a ir solo a las sesiones relacionadas con mi trabajo, mientras que siendo comunicador podia dedicarme an explorar todo argumento nuevo que me despertara curiosidad.

Con esa doctrina, disfrute deambulando entre los jovenes cientificos que anunciaban con carteles conferencias de temas como optogenetica, enfermedad de Alzheimer, amargura, celulas madre, memoria, dopamina, asi­ como pararme unos minutos a hacerles cuestiones.

En eso andaba una tarde cuando me tope con un cartel cuyo titulo, sin saberlo yo, iba a ser el detonante de una enorme aventura: “Estimulacion de el clitoris induce activacion sobre proteinas Fos en el cabeza sobre la rata”

?Estimulacion de el clitoris de la rata? ?Era efectivamente lo que yo estaba imaginando? Pues si. Me quede unos segundos plantado frente al cartel mirando la foto de una rata (deduzco que hembra) asi­ como leyendo descripciones de sus genitales y no ha transpirado de estas hormonas relacionadas con el pretension sexual, desplazandolo hacia el pelo despues me acerque a la joven cientifica que estaba de pie frente al cartel. “Mayte Parada”, decia su identificacion. Con una expresion extremadamente seria le dije: “Hola, me llamo Pere Estupinya y no ha transpirado soy cronista cientifico. Tengo la duda: ?tu estimulas el clitoris de estas ratas?”. “Si”, respondio Mayte con serenidad. “?Te podria indagar como?”, continue. “Existen varias tecnicas desplazandolo hacia el pelo cada investigador dispone de su predilecta. Yo utilizo un pincel asi­ como hago roces breves desplazandolo hacia el pelo rapidos cada diversos segundos en lugar de fricciones constantes, porque de este nazwa uЕјytkownika ohlala modo seri­a igual que copulan las ratas”.

Me Pienso que en este momento vosotros tendran la misma reaccion que yo: tomarselo a guasa, meditar “?y eso para que sirve?” y dudar sobre que el sexo se pueda analizar cientificamente, ?y con ratas! Mayte intuyo mi escepticismo y me dijo una cosa mismamente: “Hay muchas personas con problemas sexuales asi­ como la ciencia y no ha transpirado la medicina se encuentran obligadas a estudiarlos igual que todo una diferente mision de el cuerpo. Nunca se por que te extrana mas leer un trabajo cientifico acerca de el sexo que referente a la aptitud de concentracion o la potencia atletica, por ejemplo. Sin embargo dejame que te diga que, en cuanto al crecimiento basico de las genitales y no ha transpirado del sistema nervioso, nunca somos tan variados de las ratas ni sobre otros animales. Yo no analisis el proceder ‘psicologico’, sino la quimica que hay detras del anhelo sexualo la mayoridad de el resto sobre los animales, la rata hembra solo quiere sexo si esta ovulando, sin embargo las ratas no poseen calendarios ni podri?n efectuar calculos.

Es una quimica interna la que realiza que se sienta excitada y no ha transpirado tenga comportamientos de cortejo. Esa quimica interna tambien la tenemos nosotros, asi­ como no obstante parezca sorprendente, en pleno siglo XXI todavia nunca la hemos comprendido de el todo. Lo que hago seri­a dar distintas combinaciones sobre testosterona, prolactina, progesterona y estrogenos a las ratas Con El Fin De ver en que condiciones les fascina mas que les estimulen el clitoris. Muchas mujeres deben inconvenientes sobre anhelo por enfoques psicologicos o de pareja, No obstante A veces hay causas fisiologicas ocultas, y la novedosa medicina sexual las empieza a contemplar”.

Me quede estupefacto. Era lo mas importante que habia escuchado en el congreso. Estuve diversos min. mas charlando con bien del motivo sobre las fetichismos, las cambios sociologicos en la sexualidad debido a la red, vestirse inconscientemente con ropa mas sugerente a lo largo de la ovulacion, aumentar la sensibilidad de aumentar el placer sexual y tener orgasmos mas intensos… asi­ como preguntandome como podia acontecer que, con mas sobre diez anos dedicado a la difusion cientifica, De ningun modo se me hubiera ocurrido redactar en la ciencia de el sexo. “En Caso De Que te gustaria conocer mas”, dijo Mayte, “deberias hablar con Jim Pfaus, mi jefe en la Universidad Concordia sobre Montreal, que es uno de los principales expertos del ambiente en el estudio cientifico de la sexualidad”. Tarde un escaso, No obstante vaya que lo hice.

Leave a Comment